Presentación de los alfileres de bodas

Varias son las alternativas que hay hoy en día para la presentación del alfiler que reparte la novia a sus invitadas.

Hacemos referencia  a las invitadas ya que tradicionalmente estos alfileres son regalados sólo a ellas.

La leyenda que envuelte a la figura del alfiler no se sabe a ciencia exacta de donde procede, pero lo que cuenta la tradición es que una novia no debía guardarse ninguno de los alfileres con los que se había confeccionado su vestido, porque le traerían mala suerte. La futura novia debía dárselos a las modistas y debían de lanzarlo al fuego, si deseaban encontrar novio. Esta costumbre, a lo largo de los siglos, pudo tomar la forma de regalar los alfileres a las invitadas, para desear a las solteras que encuentren novio y a las casadas desearles un matrimonio feliz y duradero.

Volviendo a la actualidad, cada vez es más común encontrarnos dos tipos de alfileres, uno para las mujeres y otro para los hombres. Hoy en día la gama de éstos artículos es tan variada que es posible la tematización de los mismos por sexos e incluso darles un uso de broche.

La presentación del alfiler la podemos encontrar de forma conjunta o de manera individual.

  • Conjunta o grupal

Es la forma más común de encontrarnos los alfileres. Van todos juntos en un mismo bouquet  y la novia posteriormente los va entregando a sus invitadas uno a uno.

Los bouquets son estructuras echas con materiales como sinamay o  flores de sintéticas, que imitan a la perfección a las naturales. Sus modelos de lo más diversos: ramos de rosas, girasol, trompetas, con forma de mariposa, redondos, etc.

  • Individual

Cada vez es más común que la novia se incline por repartir sus alfileres junto con el regalo a dar.  Es una forma de ganar tiempo ya que va todo entregado en el mismo “pack” y no se tiene que ir uno por uno entregando cada detalle.

Existe una gran variedad de regalos que son compatibles con este tipo de presentación. Aunque en realidad, casi todos son válidos para esta propuesta ya que podemos incluir el alfiler con un lazo de rafia o cualquier otro material para sujetarlo.

Entre los más usuales destacamos:

  • Las rosas (de jabón, sinamay, tela, toalla o cera),
  • Los jabones con formas de pasteles, frutas, etc.
  • Las toallas de mano transformadas en deliciosas tartas, piruletas, etc.
  • Pasminas
  • Todo regalo que vaya con una bolsita de organza o cualquier otro envoltorio de tela.

 

 

En definitiva, las formas para presentar el alfiler son tan amplias como nuestra imaginación disponga. Sean cual sean tus preferencias, lo importante es quedarse satisfecha  o satisfecho con la elección final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.